0.7. ¿Realmente queremos la plenitud?

¿Realmente queremos la plenitud?

Imagínate pleno, pero no como cuando te das un homenaje y lo culminas con un chupito de hierbas o un buen brandy, sino pleno, pleno, tan pleno que ya no te entraría nada nunca jamás, ni siquiera imaginándolo.

Para que la plenitud sea absoluta no puede tener substancia, nombre y registro porque carece de conciencia y, al carecer de conciencia, no cabe en ella ni uno ni otro, ni pensamiento, creencia o sentimiento, ni lo que vive y muere; no cabe el dolor, el odio, el amor, la felicidad, el tiempo… No cabe nada.

La plenitud, entonces, aparece como una de las vías de disolución del sujeto. A pesar de pretenderla, tal como ocurre en su vertiente más imaginaria con la exagerada tendencia actual a mostrarlo todo in situ mediante fotos, vídeos y selfis, mejor quedarse con las ganas. Un inciso: este modo de exposición habla más de aquello que la experiencia no da que del interés por hacer partícipes de ella a los demás. Al hacer gala de la felicidad, de la exuberancia, de la potencia, en realidad, quien se exhibe muestra lo que no tiene y necesita para conseguirlo, que incluye en el pack un plus curioso que añadir a eso que falta: la mirada, anónima o no, de los otros.

Los otros perjudicados en este ejercicio de exhibición son la soledad, compañera inseparable de la intimidad, el compañero de viaje, que no parece suficiente para que juntos disfruten del trocito de vida que comparten, y el otro de uno mismo, ese que llevamos dentro y que puede ser para muchos el más molesto, odiado o temido de los acompañantes.

El saber popular, que es sabio y entendido por los años que arrastra, tiene algunos dichos para referirse a las personas que no pueden vivir sin cacarear o sin hacerse presentes, personas a las que se las va la fuerza por la boca, que tienen un bajo o nulo compromiso con lo que exhiben o que no pueden vivir sin la aprobación de los demás. ¿Adivinas cual es?… ¡Exacto!

Entrada relacionada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.