Juan Liaño Liaño
Juan Liaño Liaño

Hola. Bienvenido a mi web.

Soy Juan Liaño Liaño, hijo de Teresa, una luchadora que se negó a vivir atemorizada, y de Juan, un encantador de serpientes hábil, inteligente, locuaz.

Nací en Sevilla, en el icónico barrio de Heliópolis, construido como zona residencial para la gran exposición universal del veintinueve. La casa donde nací, en la que viví hasta los seis años, estaba muy cerquita del Estadio de fútbol del Real Betis Balompié; tal vez por esto, y por mi tendencia a salirme del carril, me adscribí imaginariamente al equipo rival, el Sevilla Fútbol Club, del que apenas sé nada, solo que pierde cuando conecto la tele para verlo o cuando lo radian.

Fui un niño feliz, hasta que perdí la inocencia y me convertí en un chico malhumorado y solitario. Después, me licencié en Filosofía y Ciencias de la Educación, así se llamaba aquella suerte de licenciatura, y me dediqué a la psicología guiado por las manos y la inteligencia de algunos discípulos de Alexander Lowen y de Sigmund Freud.

Con el tiempo, Freud se convirtió en mi referente profesional. Durante años, lo sudé bajo el brazo mientras caminaba sin norte por los bares y las calles de mi ciudad. Por el hecho de participar en su revolución intelectual, me sentía un dios en miniatura. Me llama la atención el desprecio que suscita entre los que abanderan el saber universitario y científico. Ellos sabrán dónde les da para que dediquen tanto tiempo y energías a denostarle.

Comencé a escribir durante el periodo en que me convertí en un chico horrible. Desde entonces, la escritura se ha convertido en una necesidad y en una pasión, que alimento a diario desde antes de que levante el día. Ya empiezo a considerarme escritor, aunque lo crea con el corazón encogido y la boca chica. Pero es lo que hay: si escribes, eres escritor; si cantas, cantante; si esculpes, escultor; si hablas demasiado, contertulio, o algo peor que no acabo de determinar.

Hasta el momento, he publicado tres libros y alguna colaboración. En el año 2017, colaboré con Adolfo Olmedo Villarejo en su cuadernillo de fotografías sobre una de las fiestas populares de mi ciudad, la feria, titulado Color de abril. En el año 2015 publiqué Cualquier cosa menos eso, una propuesta de guía frente al tabú asociado a la enfermedad mental (Ed. Formación Alcalá 2015), y en el año 2018, El manuscrito L.C.O, publicado en Amazon en formato digital; un thriller, alimentado por creencias ancestrales y secretos de familia, que se desarrolla en dos volúmenes: La Fortaleza (libro primero) y El zumbido de la moscarda (libro segundo). El amor que persigo, mi último libro, lo publiqué en el año 2020 en la editorial Universo de Letras, perteneciente al grupo editorial Planeta; es una travesía por algunas de las formas del amor a través de cuatro relatos y otros cuentos.

Actualmente estoy metido de lleno en mi web (www.juanlianoliano.com), en un blog (el deseo y sus impertinencias), en un libro digital (Blandigluers’ factory) al que le doy forma en la web, y en una novela policíaca, que eché a caminar hace un año y que espera en la trastienda a ser rescatada del anonimato, no del olvido.

Este soy, esto soy; probablemente, algunos más y algunas otras cosas.